Turismo… a un clic

default-image

“Si no lo veo, no lo creo”. Es el tópico que intentan solucionar desde el sitio oficial de turismo de Victoria, Australia. A todos nos gusta consultar opiniones y calificaciones en páginas web antes de elegir un lugar o alojamiento para pasar nuestras vacaciones, para asegurar que lo que nos encontramos es como efectivamente esperábamos. Por eso, a los chicos de Exit Films, Clemenger BBDO y Tool se les ocurrió una idea para llevarlo más lejos: ¿y si pudiéramos verlo con nuestros propios ojos?

Remote Control Tourist es una gran iniciativa interactiva que busca unir redes sociales y la ciudad de Melbourne, para que los usuarios de internet puedan ver en primera persona (a través de sus pantallas) los aspectos que más les interesen de la localidad australiana. El mecanismo es muy sencillo: los navegantes pueden controlar a dos exploradores que portan un casco con una cámara, que emite en directo.

Pero la cosa no queda ahí: puedes consultar sus feeds de Instagram y demás redes sociales, y pedirle vía Twitter o Facebook que compruebe algo, visite un lugar concreto de tu interés o haga algo, como recitar un poema. A partir de esto se abre la puerta a recrear escenas de películas que hayas visto (y ver cómo se encuentran esos lugares en la realidad), o conocer el bonito paisaje de Australia desde la comodidad de tu sofá. Sin jetlags.

El proyecto, que ya ha empezado en remotecontroltourist.com, significa un despliegue de medios a gran escala. Desde el código para poder geolocalizar a los dos “Control Tourists” en los cerca de 500 sitios disponibles y recibir notificaciones cuando estos han llegado al lugar que queríamos visualizar (que nos avisa para que nos conectemos en ese momento), hasta la tecnología para emitir todo el contenido, y permitir seguirlos en tiempo real desde Google Maps o Foursquare.

Desde hoy hasta el 13 de octubre podremos controlar nuestros turistas, chico y chica, con un par de clics. Esta es una manera genial de generar conversación en las redes sociales sobre la ciudad y conseguir nuevos fans. Seguro que, solo por tomar una iniciativa así, ya han convencido a varios futuros visitantes de Melbourne, a la vez que la hacen ver como una ciudad creativa, abierta y 2.0. ¿Veremos algún día una iniciativa creativa similar para el turismo de Madrid?

Sé el primero en comentar