Subaru, ¿la publicidad friki?

default-image

Benditos Becarios, os traigo una semana más el post de esta sección en la que, como sabéis, saco a la luz los vídeos que más interés suscitan a nivel internacional, ya sea por su originalidad, controversia o cualquier característica que lo haga destacable en un blog como el nuestro.

Espero que tengáis tiempo suficiente para verlo, el link que os facilito es el de la versión extendida. Aunque quizás el tiempo no sea el problema. Quizás no queráis perder vuestro tiempo viendo el vídeo entero, porque algunos coincidiréis conmigo en que este spot es desquiciante.

El spot de la marca de coches “Subaru” que todos conocemos y si he decidido remarcarla en el blog de Bendita es porque ha sido valorado bastante en el panorama publicitario, y sobretodo las críticas hacia el mismo han sido positivas. Lo cual me sorprende.

Sin duda es destacable que el spot no es nada convencional. Si echamos un vistazo al repertorio de spots que nos ofrecen las marcas de automóviles, y como todos los productos en la publicidad, vemos que siguen más o menos una línea, un patrón determinado. Sin embargo este rompedor spot de Subaru no nos muestra un coche impecable conduciendo brillantemente por un paisaje que quita el aliento, ni una familia perfecta y sonriente que conduce en su monovolumen, ni una pareja fantástica en su descapotable recorriendo toda la costa californiana. En ese sentido he de felicitar el atrevimiento de hacer algo diferente, aunque ese algo resulte ser de un alto grado de frikeza.

Y antes de continuar espero que paséis por alto que me haya inventado un adjetivo.

Me gustaría aclarar que este spot no está hecho en Japón y que el idioma en el que hablan las voces en off es el inglés. No me he tomado la molestia de traducir o explicar el anuncio, pues si lo escuchásemos sin sonido lo entenderíamos igual. No por ser bastante simple (que lo es), sino porque no se entiende absolutamente nada de lo que dicen.

Por un momento me he sentido como si estuviese viendo, como muchos hacíamos años atrás, un nuevo episodio de “Humor Amarillo”, con las mismas voces irritantes, molestas onomatopeyas y cutres gráficos.

Por supuesto no pretendo despreciar la hazaña de no derramar un café estando en un coche en marcha, sobre todo siendo consciente de que yo mismo ni siquiera podría conseguirlo. Si bien que cuando lo pienso detenidamente, y no es por añadir más leña al fuego, sospecho que Ana Botella ha tenido algo que ver con este anuncio: la aparición de dos relaxing cup of café con leche y lo mal que hablan en inglés las voces que escuchamos son aspectos clave.

A parte de la posible conexión entre la marca Subaru y la alcaldesa de Madrid, que dejo pendiente en mi lista de investigaciones a realizar, cuando por fin trato de centrarme en analizar spot ante el que nos encontramos lo primero que me viene a la cabeza es que el target es un público infantil, lo cual es absurdo. Pero el spot no me transmite seriedad ninguna, y no me parece que utilicen un humor adulto, que pienso sería lo más adecuado. Habrán infinitas formas de interpretar el spot, por supuesto. Pero yo no puedo evitar sentirme como si estuviese viendo dibujos animados, y me dan unas increíbles ganas de cambiar de canal.

¿Y tú? ¿Eres más de anuncios de coches perfectos  con actores perfectos en travesías perfectas? ¿O eres fan de spots más atrevidos, que se salgan de los cánones?

Nos encantaría conocer tu opinión. Se que es un cliché, pero por mi parte he echado de menos que apareciera una mujer despampanante que me invitara con su insinuante mirada a comprar un Subaru.

Y es que dos farmacéuticos manchándose de café no me atraen en absoluto.

Sé el primero en comentar