“Publicidad Low-Cost” by @MikeMiguelez

low cost

Es bien sabido que la publicidad no está pasando por su mejor momento. Cuando la crisis viene y se queda, hay que apretarse el cinturón. Y la publicidad es siempre de las primeras cosas de las que una empresa quiere prescindir. Precisamente el error es ese, pues no se dan cuenta de que cuando no se vende es el momento en el que más apostar por la publicidad para potenciar las ventas de sus productos.

Quizás la clave no sea tanto omitir su comunicación publicitaria, sino en elegir mejor cómo hacer una campaña efectiva. No se trata de gastar más dinero, sino de invertirlo bien.

Se acabaron las grandes campañas 360 de hacer tele, cuñas, banners, exterior y hasta merchandising. Ahora hay que priorizar y, a lo largo de estos últimos años, se está observando una clara tendencia hacia los vídeos para emisión online. No hay presupuesto para grandes producciones, ni para grandes planes de medios, pero sí que hay suficiente dinero en la hucha para rodar una buena pieza, y a ver si viralizamos.

Y cada día está más claro: lo que viraliza son las emociones. Da igual que te haga reír o llorar, pero la cuestión es llegar adentro del espectador. Y, si nos ponemos quisquillosos, tenemos que reconocer que cuando navegamos por la red lo que buscamos es entretenernos y, en ese campo, el humor gana la partida. De ahí que los mejores virales sean los que hayan conseguido que no parases de reír hasta el punto de correr a mandárselo a tus amigos.

Supongo que habréis visto que últimamente muchas agencias se están especializando en hacer campañas low cost. Esto no significa que este tipo de campañas sean malas (solo hay que ver la pedazo campaña de Publicis con los gatos de Mixta), sino que las agencias tienen que ofrecer una creatividad muy buena para compensar la falta de medios. Es decir, las agencias tienen que reinventarse y ofrecer un servicio de creatividad low cost, con una gran carga creativa, si quieren posicionarse ante estas mini agencias que están surgiendo.

Ahora, la pregunta que debemos plantearnos es si este modelo de negocio es viable o solo pasajero. ¿Se puede vivir siempre de grandes ideas y bajos presupuestos? Porque podría tratarse de simplemente una solución temporal para adecuarse a la situación económica actual. Habrá que estar pendiente de ellos. Porque ya lo dijo mi abuela: ‘en época de crisis se agudiza el ingenio’.

Y benditos, si habéis visto alguna campaña española low cost que os haya gustado, estaremos encantados de que las compartáis con nosotros.

Miguel A. Miguélez (@Mikemiguelez).

Sé el primero en comentar