“La publicidad no ha muerto” by @MikeMiguelez

La publicidad no ha muerto - Mikemiguelez en Bendita Becariedad

Cómo ha cambiado esto en la última década. Bueno, realmente esto se veía desde hacía tiempo. Temblorosos y palidecientes, algunos se arriesgaron a predecirlo, muy pocos a promulgarlo. Se han escrito libros sobre ello, series de televisión  y hasta alguna película. Y ahora que todo ha pasado, nadie se ha atrevido a decir que se equivocaban, que lo que decían en aquel bestseller no era cierto, que calcularon mal, que la publicidad no ha muerto, sino que se ha reinventado.

Devuélvanme el dinero, yo pagué por ese libro de un tal señor gurú que predecía el futuro. Que auguraba un futuro sin publicidad, sin agencias ni publicitarios, sin anuncios en la tele y en los periódicos, porque según él ambos medios iban a desaparecer con la entrada de Internet en los hogares. Que lo que entonces se estaba poniendo de moda eran las Relaciones Públicas, que nadie creía ya en la publicidad.

Ahora se bien que se equivocaban, que después de varios años estoy seguro que queda publicidad para rato, aunque no la publicidad que nos vendieron en Mad Men. No hay grandes yates, ni jets privados. Los creativos no van en traje a trabajar, ni mucho menos se van de cenas y copas con el cliente. Que los ejecutivos de cuentas no son personas viejas, porque las agencias viven de gente joven y cuando estos se cansan, se largan a cliente o a montar un bar. Ya no hay lujosos ferraris en la puerta, sino taxis para compartir. Se acabó la época de grandes salarios y puestos de trabajo en los que ni tus propios compañeros sabían a qué te dedicabas.

La publicidad se ha tenido que reinventar. No era viable mantener ese estilo de vida ni ese ritmo de consumo, ha tenido que venir una tal crisis a poner un poco de cordura a todo esto. Y menos mal que ha venido a darle de morros y decidles que ya vale, que por ahí no iba bien la cosa. Y en esto estamos, se acabaron las grandes campañas de 10 millones de euros en tele y las botellas a medio llenar de coñac. Toca arrimar el hombro para demostrarle a la gente que la publicidad no está muerta, que se está reinventado. Que la nueva publicidad no es la que te corta tu película preferida justo en el final, sino la que consigue que puedas disfrutar de ella de manera gratuita en la televisión o de manera cuestionable en una web de Internet. La publicidad quiere dejar de ser un estorbo para ser una vía imprescindible de financiación, sino… ¿de qué crees que vive Spotify?

La nueva publicidad está andando, lenta y cuidadosamente, para no cometer los mismos errores que su antepasado. Aunque de una manera innata quiere volver a sus inicios, a ser un entorno de entretenimiento y no de saturación comercial. A ser un facilitador de servicios para los consumidores, de darles lo que quieren y en el justo momento que lo desean. Se acabó el spam, ha comenzado la publicidad a la carta. En América ya ha empezado, para poder disfrutar de un contenido con tu Smart TV te piden que respondas a 1 pregunta para que esta no sea interrumpida con anuncios. Leyendo tus cookies ven que has estado mirando coches, y te preguntan si en los próximos 3 meses tienes intención de comprarte un coche nuevo. De esta manera, en las próximas semanas se dedicarán a asesorarte sobre los modelos de las compañías automovilísticas, de los mejores seguros para contratar… de ayudarte en tu proceso de compra. Porque como decía al principio, la publicidad no está muerta, quizás está más viva que nunca… está reinventándose.

Y vosotros, benditos, ¿qué opináis de cómo está evolucionando la publicidad en los últimos años? ¿Es más de lo mismo o estáis viendo una serie acercamientos y técnicas novedosas para aliarse con el entretenimiento?

1 Comentario

  • Responder junio 17, 2015

    Pituca

    Totalmente de acuerdo. La publicidad se está reinventando a una velocidad que da vértigo, y la crisis ha agudizado el ingenio a la hora de crear nuevas formas de comunicarse con el consumidor. Nos encontramos en un momento en el que todavía conviven las técnicas publicitarias más tradicionales con las más novedosas, y lo mismo sucede con las personas; generaciones que prefieren los medios tradicionales y las generaciones 2.0.
    Sin embargo pienso que la sociedad en general, aún tiene una mentalidad muy negativa sobre la publicidad: molesta, interesada, engañosa… Y que es necesario cambiar esa mala fama para que se empiece a tener verdaderamente en cuenta lo que nos dice. Personalmente creo que el interactuar con el target es un método muy efectivo a la hora de comunicarnos con él y llamar su atención.

    Un artículo muy interesante! Gracias!!