Greenpeace te trae un mensaje de Santa desde el Ártico

savesanta

savesanta

Estamos acostumbrados a un Santa Claus sano, jovial y bonachón al que no vemos durante el resto del año y que viene a alegrarnos siempre en diciembre. Sin embargo, en los últimos años el calentamiento global le ha complicado mucho la vida, y así lo muestra en su mensaje a través del vídeo y microsite de Greenpeace.

Su casa se derrite. El pobre está hecho un manojo de nervios, y pese a que ha escrito a grandes líderes, como Obama, pidiéndoles que le apoyen, ninguno le hace caso. La situación es tan crítica que puede que incluso tenga que cancelar las Navidades.

Con el habitual tono urgente de sus campañas, Greenpeace te invita a escribir tu nombre o conectarte con Facebook para salvar el hogar de Santa Claus. Así, te unirás a una lista de casi 5 millones de personas que buscan que las petroleras no puedan estar en el Ártico, porque ese petróleo en este caso “ayudaría a derretir la casa de Santa” más rápido.

Este es una pequeña campaña navideña que mezcla algo tan racional como el calentamiento global con algo tan emocional como la Navidad, y cancelarla. Y lo adereza con mucha urgencia: hielo que se derrite, navidades que probablemente sean canceladas y un Santa que no se sabe cuánto más aguantará.
¿Qué opinión te merece? ¿Estás ya en la lista para ayudar a Santa?

Sé el primero en comentar