El interruptor “Netflix and chill”

Netflix-chill-boton-en-bendita-becariedad-1000x700

Así luce más o menos el prototipo del interruptor que presentaron en la feria World Maker Fair 2015. Invitan a sus usuarios a crear su propio Netflix switch y personalizarlo, para crear el entorno perfecto para ver películas, y lo que surja. Tenemos todo tipo de posibilidades: bajar la intensidad de las luces, poner el smartphone en modo silencio o hasta pedir la cena, para que nada os interrumpa. Vamos, un botón Netflix and chill en toda regla explicado para los más manitas a través de una página web con todas las indicaciones para hacer el tuyo.

Efectivamente, Telepizza no es la única que quiere protagonizar tu noche de películas, y lo de los botones no es nuevo. Amazon presentó hace poco su “Dash button”, que sirve para hacer un pedido automático del artículo que hayamos seleccionado. Si cogemos la última bolsa de patatas fritas, basta con pulsar el botón que tenemos ahí situado, y un pedido se solicitará o añadirá al carrito de la compra. ¿Se nos acaban los cereales? Botón. ¿Próxima temporada de tu serie? Click.

Son algunos ejemplos de cómo hacer tangible un producto digital. La finalidad es totalmente distinta: el gigante del ecommerce busca hacer negocio y unirse a últimas tendencias como el Internet of Things, mientras los casos de Telepizza y Netflix nos muestran el reto (y estrategia creativa) que se proponen algunas marcas con sus campañas: invitar a sus consumidores a jugar, y convertir su uso o consumo en toda una experiencia, algo complicado con productos digitales.

¿Y tú, te apuntarías a un Netflix and chill? Cuéntanos 🙂

Sé el primero en comentar