Becario internacional: el fin de una aventura, el comienzo de otra

aeropuerto

aeropuerto

Ya estoy en España después de casi 20 horas de viaje y solo puedo pensar una cosa: ¡¡¡QUÉ CALOR!!! Pero independientemente de la apreciación meteorológica el viaje me ha servido para valorar esta experiencia que ya puedo decir que ha sido un éxito por todo lo que he aprendido. La verdad es que resulta triste volver a casa, esperaba poder quedarme allí hasta septiembre pero la tardanza de unos o mi falta de acierto no lo permitieron, aunque de todas formas me vuelvo con algo que jamás habría tenido si no hubiera decidido moverme. Aquí os dejo unas cuantas reflexiones de mi pequeña aventura, aunque os adelanto que en el final del post encontrareis una gran noticia.

– El inglés te abre las puertas del mundo. Y no me refiero a defenderse en inglés, si no que hay que saber atacar en ese idioma. Así que os aconsejo que si estáis pensando en ir a trabajar al extranjero os pongáis las pilas porque una vez estás allí el inglés será la única forma que tengas para comunicarte.

– Después de visitar 9 agencias entre Vietnam y Bangkok he logrado una oferta para quedarme en BBDO Bangkok un año, unas prácticas de verano en Leo Burnett que llegaron demasiado tarde y la oportunidad de esta misma agencia para regresar en 2014 y estar un año. Y la buena nueva, hace unos días RR.HH de Phibious le pidieron a Rubén mi contacto para hacerme la entrevista que tanto estaba esperando (a buenas horas, colegas).

– Los nuevos amigos, las increíbles conversaciones con los publicistas y los contactos que he logrado en las agencias no los habría conseguido yendo como un turista más. El plantearme ir a buscar prácticas de esta forma me ha enseñado que cuando tienes la oportunidad de hacer algo la debes aprovechar, por muy difícil, loco, descabellado o estúpido que parezca. Los únicos límites se los pone uno mismo.

– Nunca, nunca, nunca, nunca, nunca te pongas barreras. Antes de hacer todo esto pensaba que nadie me recibiría, tenia miedo, nervios, no sabía a lo que me enfrentaba, en varios momentos me sentía agotado y bastante solo, incomprendido y frustrado… pero si no hubiera superado todas esas barreras no habría vivido esta aventura.

Hasta aquí las reflexiones que podrían dar para escribir un libro. Y ahora las nuevas noticias.

Como he vuelto a España tengo que ir por motivos familiares al Sultanato de Omán y hace una semana mi hermana me comentó que “una agencia de publicidad” estaba buscando becario con experiencia en redes sociales para agosto y que no encontraban a nadie, así que después de pensarlo dos veces le pedí que me pasará el contacto que tenía. Todo esto sin saber que agencia era ni nada hasta que pude ver de quién se trataba por su dirección de correo. Les envío un email con mi CV en el que aproveché también para contarles la aventura de Vietnam (tenía que llamar su atención con algo y todavía estaba en Ho Chi Minh) y recibo una respuesta casi inmediata. Después de varios días con correos, preguntas y dudas de por medio el próximo 26 de julio pongo rumbo a Oriente Medio porque…

¡¡¡Soy becario en TBWA\ZEENAH Omán!!!

Sé el primero en comentar