Becario en Vietnam. Día 3: conociendo Creative Bay

Captura de pantalla 2013-06-22 a la(s) 14.47.07

Captura de pantalla 2013-06-22 a la(s) 14.47.07

Después de la paliza que me di recorriendo agencias decidí que había que descansar, disfrutar y curiosear alrededor de la ciudad, pero antes de eso quise hacer una visita muy especial a una pequeña agencia vietnamita llamada Creative Bay y que apenas tiene dos años de vida.

Llevábamos ya un tiempo intercambiando mensajes por Facebook, y de esta forma me avisaron de que son una pequeña agencia donde solo hay trabajadores vietnamitas y que quizás eso podría hacer que me sintiera aislado. Así que viendo el panorama lo descarté como opción para unas prácticas pero tenía curiosidad por conocerles.

Nada más llegar me reciben encantados. Empezamos lo que podría definirse como una charla amena hablando sobre la situación de la publicidad en Vietnam. Para empezar, en este país la publicidad es algo recién llegado por así decirlo, es nueva, la están descubriendo y actualmente se encuentran en esa fase de publicidad informativa que solo busca enviar el mensaje sin muchos adornos. Aunque hay que decir que poco a poco se están abriendo paso las nuevas tecnologías pero cuesta mucho que una marca mediana las adopte desde una perspectiva integral dentro de la campaña. Imaginad como es la situación que al cliente hay que decirle “evento digital” en vez de “campaña digital” para que cuele la idea. Y como siempre, si lograr que te acepten hacer algo diferente cuesta mucho, en Vietnam cuesta 8 veces más debido a la mentalidad del empresariado del país.

 Sigue leyendo…

Hasta aquí una visión panorámica de la situación publicitaria, pero claro, toda profesión precisa de una formación y en Vietnam desafortunadamente no existe ninguna carrera vinculada a la publicidad. Lo más cercano que hay es un grado en diseño digital que la delegación del MIT realiza allí. Por eso los estudiantes o vienen del extranjero ya formados o si son vietnamitas, primero estudian diseño para después seguir un largo proceso de formación hasta poder tener más dominio dentro de su campo.

Al ver que Creative Bay es una agencia pequeñita les pegunto cómo es eso de empezar una agencia desde el principio en Vietnam. Pues bien, una star-up lo tiene muy difícil, como en todas partes o tienes un gran presupuesto o haces cosas sencillas y baratas para ir empezando. En Creative Bay no es que busquen grandísimas cuentas, si no que prefieren trabajar para su país, para los vietnamitas que no se pueden permitir una gran agencia porque cuenta con un presupuesto muy reducido, lo que al final termina derivando en la idea de que los publicistas son unos ladrones según el empresariado nacional. Dada esta situación, en Creative Bay también buscan que el cliente empiece a creer en la publicidad, a confiar en ella y en la creatividad; les quieren mostrar que las ideas fuera de lo normal permiten que su marca destaque sobre otras. Y claro… uno viendo como está el panorama se pregunta como una pequeña agencia va consiguiendo clientes, y es que el boca-oreja les permite que por cada cliente que consiguen les venga después otro porque les han recomendado.

Como veis no somos tan diferentes y compartimos muchos problemas, dando igual el lugar del mundo en el que nos encontremos. Os digo que la charla da para 8 entradas más pero no quiero aburriros mucho. Así que esto fue lo que dio de si el día en términos publicitarios… porque por la noche acabé de fiesta con Rubén y Toby por la ciudad (por si no lo recordáis, son los chicos de la Agencia Phibious). Así que ya os podéis imaginar el panorama.

Y hablando de panoramas. Estoy a la espera de que me respondan de Phibious que es la que más me gusta de todas las vistas. ¡Veamos si esta semana me dan alguna respuesta!

Sé el primero en comentar