Becario en Vietnam. Día 12: historias de Bangkok

2013-06-28 19.48.34

Sobornos, regateo con los conductores del Tuk-Tuk, carteles mendigando unas prácticas, Chinatown con un creativo… ¿qué demonios ha pasado en Bangkok? De todo, ¡¡ha pasado de todo!! Pero mejor os empiezo a contar por el principio, porque el viernes fue un día impresionante.

Bangkok

8 de la mañana en Bangkok, el primer tuk-tuk me lleva hacia las oficinas de BBDO. Nada más ver el edificio en el que se encuentran me planteo si he elegido bien las agencias que voy a visitar porque la zona impone con sus rascacielos. Entro y un amable guardia de seguridad me pregunta adónde voy, le digo que a la agencia de publicidad obviamente (¿no ve mis pintas?). Tras ver que no tengo cita con nadie me dice que no puedo subir. Sinceramente anteayer no sobreviví a un accidente de tráfico para esto así que hice lo primero que se me pasó por la cabeza; le mostré un papel con la lista de nombres de empleados de la agencia que tenía y al lado unos cuantos billetes. El guardia mira a su alrededor, agarra el dinero y me deja subir.

BBDO Bangkok:

Una vez arriba me recibe la recepcionista, le cuento mi historia como tantas veces he hecho en otras agencias y al poco llega uno de sus creativos. No me lo podía creer, ¡¡iba a poder hablar con alguien!! Tuvimos una conversación increíblemente amena, como si fuéramos amigos de toda la vida y tras mostrarle el portfolio me dijo que iba a hablar un momento con el jefe. Yo ya estaba exultante, pensaba que lo había conseguido… pero no. Vienen los dos, nos presentan y me comentan que todas las plazas para el verano están cubiertas pero que si quiero les gustaría que estuviera en su agencia en septiembre. Con una frustración y tristeza que no os podéis imaginar tuve que decirles que quiero/tengo/debo acabar la carrera y que me es imposible decir que sí. Nos damos la mano y vuelta a la carretera.

¿Qué pasará en Ogilvy? Sigue leyendo…

Ogilvy:

La siguiente parada es Ogilvy. A la pena que tenía encima, sumadle el miedo dada mi experiencia en Ogilvy Ho Chi Minh y tendréis el cocktail perfecto para estar frustrado. ¿Pasaría de la secretaría? ¿llegaría a cruzar al de seguridad? Os debo decir que aquí me vine abajo, no logré pasar del guardia de seguridad y no tenía intención de más sobornos pero no me iba a rendir. Agarré un folio que tenía y escribí “Looking 4 an advertising internship” (inicialmente iba a poner algo en plan “se vende cuerpo” o “cerebro a cambio de prácticas en publicidad” pero recordando el triste drama de la prostitución en esta ciudad no me parecía muy acertado), me senté en una sombra en el camino por el que se accede al edificio, coloqué el cartel, me puse escuchar música y a esperar con la esperanza de que alguien que trabaje en la agencia me viera.

 2013-06-28 18.44.10

A los 10 minutos una chica se me acerca y me pregunta qué hacía. Le repito mi historia del viaje, más lo ocurrido en Ho Chi Minh, más lo del segurata y me dice que suba con ella porque trabaja en Ogilvy y me iba a presentar ante su jefe aunque me avisó que ya tenían bastantes “interns”. Me daba igual, solo quería subir para por lo menos sentirme realizado. Una vez allí empieza una nueva entrevista en la que me comentan que mi perfil les interesa bastante (las redes sociales son una buena carta de presentación en un portfolio) pero que están al completo. Nuevo intercambio de correos, tarjetas y otra vez a la carretera. Viendo esto, sinceramente creo que me he confundido de fechas para hacer el viaje, pero vine al día siguiente de acabar los exámenes así que tampoco podía hacer mucho.

Pongo rumbo a la última agencia, JWT. Nuevamente Tuk-Tuk con su regateo previo del precio y a la hora de comer estoy en la siguiente agencia.

JWT

Aquí la cosa fue un dulce paseo. Me recibieron encantados y justo la persona con la que iba a hablar se iba a comer así que me dice que si quiero hacer la entrevista en el barrio chino mientras almorzamos. ¡¡Rumbo a Chinatown!!

Chinatown

El almuerzo-entrevista fue una locura porque cuando juntas a un creativo australiano con un chico que ha vivido en Nueva Zelanda solo puede surgir un tema de interés: el rugby. Al final no pude conseguir unas prácticas porque no buscaban a nadie pero me comentó que intentaría contactar con JWT España para ver si me conseguía allí una entrevista y que si estoy interesado, para el verano que viene, me avisa e intenta que tenga preferencia. Nos despedimos con nuevo intercambio de tarjetas y ya rendido me fui de turismo.

El pescado está vendido. El sábado 6 aterrizo en Madrid procedente de Qatar y listo para la entrevista que allí me espera, pero antes tengo otra entrevista, el martes, en Vietnam. Cualquier cosa puede pasar en Leo Burnett, pero me voy a ir feliz porque la aventura que estoy viviendo en este lugar no tiene parangón, y eso que solo os cuento la parte publicitaria… porque entre medias estoy ayudando a un chico de Camboya a montar una estrategia online para su pequeña empresa y cada día es una aventura porque la carne de cocodrilo o la gente que voy conociendo por el camino bien merecen su pequeña mención.

Desde Bangkok, y tomando una cerveza japonesa me despido hasta el martes.

 2013-06-28 19.48.34

Sé el primero en comentar