10 motivos por los que brindar con Desperados en Navidad

Desperados

Las ciudades están iluminadas, Doña Manolita crea una cola más grande que el Primark de Gran Vía y Ramón García amenaza, como cada año, con volver a aparecer en nuestro televisor. Benditos, sin lugar a dudas ¡ya estamos en Navidad!

Pero este año estamos transgresores y por eso queremos explicaros, en esta cuenta atrás, por qué todos debemos desterrar los brindis de champagne y pasarnos a Desperados.

10. En primer lugar… El champagne es peligroso.

¿A quién se le ocurrió la brillante idea de sumergir algo de oro en la copa de champagne para brindar por el Año Nuevo? Con Desperados la única oportunidad de atragantarte será de la risa.

Champagne

9. Podremos disfrutar de la música. No todo son villancicos de Mariah Carey*.

Si hay algo más navideño que las recurrentes canciones de Navidad de Mariah Carey, que venga y nos lo cuente, pero… ¿Duetos con Justin Bieber? Eso ya es demasiado. Con una Desperados en la mano y una buena lista de reproducción de Spotify seguro que os divertís más.

Mariah

8. Descubriremos que las comidas no siempre son tranquilas. 

¿Hay algo más navideño que mancharse la camisa nueva al comer un langostino? Quizás una Desperados puede ser la excusa perfecta para comenzar una guerra de salsas con la abuela y con la tía con la que no te hablas. ¿Ganará la bechamel o quizás la salsa rosa? ¡A sus puestos!

Guerra de comida

7. Seremos mucho más condescendientes con Papá Noel. 

Sin duda, darle un trago a una Desperados bien fresquita nos ayudará a entender un poco más a Papá Noel. Demasiado trabajo para un viejito en una sola noche, ¿no? En el fondo también es humano.

Papá Noel

6. Pondremos buena cara cuando nos regalen algo que no queramos. 

Una pequeña caja envuelta en un papel caro. ¿¡Qué será, qué será!? ¡Un pijama de cuadros! Qué mal, ¿eh? Ahora toca ponerle buena cara a esa prima que tanto ha tenido que rebanarse los sesos para pillarlo. ¡Ni le ha quitado la etiqueta! 7,99€ es el precio de vuestro amor. Pero don’t worry,  piensa que después sacaréis los botellines de Desperados. ¡Ya le pedirás explicaciones!

Buena cara

5. Nos olvidaremos de la vergüenza… ¡Y a bailar!

Después de un par de Desperados seguro que tú y tus amigas os podéis marcar una coreo de lo más sincronizada en la disco. ¡Que se note quiénes son las reinas de la pista!

Bailar

4. No tendremos que buscar un muérdago a la desesperada. 

No hace falta tirarnos de los pelos ni buscar un muérdago a la desesperada. Invítal@ a una Desperados y se hará la magia.

Muérdago

3. Glorificaremos ver a nuestro jefe haciendo el ridículo.

¡Recuerda que si hay algo gratificante de las cenas de Navidad es ver a tu jefe haciendo el ridículo! Brindis de Desperados con tus compañeros del curro y a gozar viéndole bailar.

Jefe

2. Aprovecharemos el tiempo con los nuestros.

Es un hecho que la Navidad es época de reencuentros. De estar en familia pero también con los amigos. ¡Abrid una caja de Desperados y a disfrutar de la compañía! Anécdotas, fiestas y planes de futuro. Eso también es la Navidad. Eso también es Desperados.

Amigos

1. ¡Y 2016 comenzará por todo lo alto!

No hay otra. Anne Igartiburu y Ramón García (con su capa) nos darán la bienvenida al Año Nuevo y Desperados se asegurará de que así sea. ¡Feliz 2016!

Año Nuevo

*Que conste que no podemos ser más fans de la gran, gran, gran Mariah. Ahora, si queremos disfrutar de buena música y buen rollo, mejor este “Marcamos las normas” de Terry ft. Zannou ft. Desperados. ¡Disfruta del temazo! 

[Post patrocinado]

Sé el primero en comentar